Llámenos:(593) 07 288 559507-409-6000 :Emergencias
Ubicado en Av. Miguel Cordero 6-111
y Av. Solano, Cuenca, Ecuador

Menu

El cuerpo humano tiene suficiente grasa como para hacer 7 pastillas de jabón, hierro para hacer un clavo pequeño, potasio para disparar un cañón de juguete, azúcar para llenar una jarra pequeña, azufre para limpiar un perro de pulgas y cal para blanquear un pequeño gallinero.

El aceite de oliva es la grasa vegetal (lípido) alimenticio más antiguo y es un nutriente indispensable para nuestro organismo ya que aporta la energía que necesitamos para poder llevar a cabo nuestras actividades físicas e intelectuales. También estimula la absorción de calcio, y por ello estimula el crecimiento óseo, y aporta flexibilidad a las células. El 99% de su composición corresponde a diferentes ácidos grasos.

Ni todos los dolores de cabeza son migrañas, ni todas las migrañas cursan con dolores de cabeza. La cefalea o dolor de cabeza es una de las formas más comunes de dolor. Aunque no se sabe exactamente cómo sucede una migraña, se cree que es causada por una anormalidad en un químico importante usado por las células del cerebro, llamado serotonina. Durante un ataque de migraña, cambios en la serotonina afectan los vasos sanguíneos en el cerebro, a menudo haciendo que se contraigan y se tensionen. Estos cambios en el flujo sanguíneo reducen el suministro de oxígeno al cerebro. Algunas personas pueden sentir cuando van a tener migraña porque ven destellos luminosos o líneas en zigzag o pierden temporalmente la vista antes de la aparición del dolor.

Los tics nerviosos son movimientos involuntarios bruscos, cortos y repetitivos de cualquier grupo muscular del cuerpo: parpadear de forma rápida, estirar un brazo repetidamente, girar la cabeza siempre hacia el mismo lado y de manera continua... La buena noticia es que en el 75% de los casos, los tics desaparecen en la adultez. Sin embargo, la consulta médica es clave.

Todas las mujeres tienen riesgo de contraer cáncer de cuello uterino. Este cáncer se presenta con más frecuencia en mujeres mayores de 30 años de edad. El cáncer de cuello uterino es el cáncer ginecológico más fácil de prevenir con pruebas de detección periódicas y seguimiento de los resultados de las pruebas.