Llámenos:(593) 07 288 559507-409-6000 :Emergencias
Ubicado en Av. Miguel Cordero 6-111
y Av. Solano, Cuenca, Ecuador

Menu

de los Doctores

 El ejercicio regular es un hábito conocido por promover una salud óptima. Tal vez lo odies o tal vez lo ames. Pero, es el hábito más valioso que puedes tener en tu vida.

El problema, por supuesto, viene con hacerlo de forma constante, es decir convertirlo en un hábito.

Con mucha  frecuencia, tu entusiasmo inicial se evapora y tu energía disminuye poco a poco; te distraes por otras cosas que suceden en tu vida, o tal vez no logras ver resultados con suficiente rapidez y de repente ¡pum! tiras la toalla.

No quiero mentirte, el ejercicio puede ser incómodo al principio. Y ese es el principal motivo de porque nos cuesta tanto empezar. Incluso, si tú ya tienes tu rutina de ejercicio establecida, puede que algunos días sientas esa resistencia frente al ejercicio.

La buena noticia es que todo tu esfuerzo es bien recompensado. El ejercicio repercute en muchas áreas de tu vida (sin darte cuenta). Tú solo tienes que enfocarte en construir el hábito de hacer ejercicio y los beneficios caerán del cielo.

Además la gran ventaja, es que no necesariamente tienes que hacer entrenamientos de una hora. La OMS (Organización mundial de la salud)recomienda mínimo 30 minutos diarios de actividad física 1.

Y para empezar a tener el hábito de hacer ejercicio puedes arrancar con mucho menos de este tiempo.

El ejercicio fortalece tus músculos y tu mente.

A continuación encuentras 5 pasos para empezar a hacer ejercicio y formar el hábito en tu vida.

 

1.- Define qué es hacer ejercicio para ti

La palabra “hacer ejercicio” no es muy definida aunque parezca lo contrario, pues hacer ejercicio puede ser muchas cosas al mismo tiempo y puede adaptarse según tus preferencias personales. Por ejemplo, hacer ejercicio puede ser: jugar al fútbol, bailar, correr, caminar, ir al gym, nadar y un largo etcétera de opciones de todos los sabores y colores.

2.- Empieza con un ejercicio fácil

Cuando estás por empezar con el hábito de hacer ejercicio, lo primero que debes de tomar en cuenta es empezar con lo que tú puedas y ser realista.

De nada sirve proponerte una meta muy ambiciosa y renunciar al poco tiempo (o vivir adolorido de los músculos una semana completa).

Cada intento y fracaso debilita tu autoestima y genera más resistencia mental para comenzar. Por eso, lo mejor es comenzar simplemente con algo mucho más fácil de lo que tú te consideras capaz de hacer.

Si tu ya hacías ejercicio antes y, lo que necesitas es retomarlo, la estrategia de comenzar con muy poco aplica para ti también.

 

Si ya tienes en mente el ejercicio con el que estarás empezando, analízalo una vez más y decide si es realista comenzar con eso.

3.-  Elige un actividad (que ya sea un hábito) como recordatorio 

Seguramente estás pensando que un recordatorio no será necesario, jamás podrías olvidar hacer esa meta corta que te propusiste. Pero te equivocas.

La función de un recordatorio no es simplemente para “no olvidar”, es también un fuerte motivador. Genera una cierta presión psicológica, y es clave para formar el hábito.

Tu recordatorio puede ser uno o muchos. Por ejemplo: la hoja de papel que acabas de escribir en el punto anterior, una alarma en el móvil, una nota en tu agenda, tus zapatos deportivos en la puerta de casa, etc.

 

Pero el mejor recordatorio del mundo mundial es una actividad que ya sea un hábito en tu rutina.

4.-  Encuentra una recompensa saludable 

En realidad el ejercicio por sí mismo tiene que ser tu recompensa. Simplemente por los múltiples beneficios que ya conoces cómo verte bien y sentirte mejor. Además de forma natural se producen ciertas sustancias que generan placer y bienestar.

Sin embargo, es probable que al principio tu cerebro no se de cuenta de todos estos beneficios y solo esté concentrado en lo incómodo que es… así que tenemos que darle una ayudadita a ese cerebro perezoso con una pequeña recompensa.

 

Además para formar el hábito es necesario contar con una recompensa inmediata.

 

5.- Descarga tu cadena de metas online y lleva un registro diario de tus avances

Todos los humanos somos pésimos recordando. Somos engañados por nuestro inconsciente y generalmente tendemos a sobreestimar el ejercicio que hacemos y cuando lo hacemos.

Para no exagerar y ver objetivamente el progreso que has logrado, tienes que registrarlo. Esto además se convierte en un fuerte motivador, si lograste más de 10 días seguidos no querrás detenerte y volver al día cero.

 

 

¿Cómo se contagia la conjuntivitis viral?

Ya que es una enfermedad que causa mucha picazón, los afectados tienden a refregarse constantemente los ojos. "Su principal vía de contagio es el contacto físico (manos)”, 

El nivel de riesgo de contagio depende del sistema inmunológico de cada persona, con defensas bajas existe mayor probabilidad de infección. 

Tiempo de duración

- La conjuntivitis alérgica tiende a presentarse en momento de humedad, calor o sequedad. Este tipo de infección no se cura de inmediato, ya que las condiciones continúan. Los anti alergénicos disminuyen la sintomatología, pero cuando se exponen al factor se activa otra vez.

- La conjuntivitis viral es la más sencilla de tratar, incluso en muchos casos la infección cede sin necesidad de medicamentos. La persona siente el ojo rojo, el párpado hinchado y no hay secreción. El proceso de infección dura de 7 a 10 días y tiende a bajar la sintomatología y la persona empieza a sentirse mejor. Se trata con un colirio antiviral.

- La conjuntivitis bacteriana sí necesita tratamiento, ya que puede llegar a lesionar la superficie de la córnea y resecar, produciendo ojo seco, y a largo plazo puede provocar una cicatriz o un daño en el tejido. Este proceso dura entre 15 a 10 semanas. Es necesario combinar medicamentos para eliminar la bacteria. Si no se trata de manera adecuada puede ocasionar problemas más graves.

Prevención

- Mantener la higiene en la zona de los ojos.
- Lavarse las manos.
- Usar pañuelos desechables
- Evitar tocarse los ojos
- Utilizar gel anti bacterial.
- Evitar sitios de contagio con mayor riesgo: escuelas o espacios de alta concurrencia.
- Uso constante de gafas de sol.
- Uso de lágrimas artificiales.
- Acudir a un especialista.
- No auto medicarse, considerando que el tratamiento de la infección depende del tipo de conjuntivitis a la que se esté enfrentando.
- El uso de maquillaje, especialmente para la zona de los ojos, es estrictamente personal.

¿Qué es la hemofilia?

La hemofilia es un problema hemorrágico. Las personas con hemofilia no sangran más rápido de lo normal, pero pueden sangrar durante un período más prolongado. Su sangre no contiene una cantidad suficiente de factor de coagulaciónEl factor de coagulación es una proteína en la sangre que controla el sangrado.

La hemofilia es bastante infrecuente. Aproximadamente 1 de cada 10,000 personas nace con ella.

Tipos

 

Existen dos tipos principales de Hemofilia que se caracterizan ambas por presentar manifestaciones de episodios hemorrágicos y daño articular, pero que se diferencian en la “ficha” que es defectuosa. Así, en la Hemofilia de A, el defecto está en la ficha de factor VIII y; en la Hemofilia B, en la ficha de Factor IX.

Dentro de las Hemofilias existen personas que tienen algo de factor y otras nada. Esto dicho de otra forma es que la Hemofilia se puede presentar en distintos fenotipos en función de su gravedad. Así hay pacientes que presentan un fenotipo leve (enfermos leves) que significa que presentan entre un 5 y un 40% de factor si se compara con una persona sana; otros presentan un fenotipo moderado (enfermos moderados) ya que sus niveles de factor están entre el 1 y el 5% del normal y, por último, están los pacientes graves que presentan menos del 1% del nivel normal o incluso y, no es tan raro, un 0 (nada) % de factor.

Transmisión hereditaria

 

La Hemofilia es una enfermedad hereditaria. Su defecto se encuentra en el cromosoma X, es decir, el cromosoma que se relaciona con el sexo trasmitida por las mujeres (portadoras) y la padecen los hombres debido a la dotación de dos cromosomas X (XX) de la mujer y una dotación XY en el hombre. La transmisión de la Hemofilia se dice que es recesiva y no dominante ya que puede que no aparezca en una generación siguiente (salto de generación) por la simple razón de que se den portadoras sanas o varones sanos, y sí aparezca en otra generación posterior. Aquí, hay una explicación más gráfica de la trasmisión de la Hemofilia.

Causas de la hemofilia

 

La causa de que un factor no funcione es, que el organismo lo sintetice defectuoso y como se trata de una enfermedad hereditaria esto significa que el defecto se encuentra en una región del ADN (gen) que da lugar a una proteína que es el factor.

En el caso de la Hemofilia A el defecto más habitual es un gran cambio, llamado inversión del intrón 22, en el que para entendernos pondríamos las páginas de la segunda mitad del libro al principio. Pero el defecto se puede deber también a pequeños cambios de una letra (mutaciones puntuales) a eliminar algunas frases (deleciones) o a meter frases o palabras al azar dentro de una página (inserciones). En el caso de la Hemofilia B los errores se deben también amutaciones puntualesdeleciones o inserciones pero también a la eliminación de unas cuantas páginas del libro o al intercambio de páginas de un libro por las de otro que nada tiene que ver con el primero.

Sintomatología

 

La Hemofilia, en general, ya sea del tipo A o del tipo B, se caracteriza por manifestaciones hemorrágicas espontáneas o bien por un sangrado excesivo cuando se produce algún tipo de traumatismo. Así, se deben distinguir las hemorragias articulares, las musculares y las de otra índole que, en ocasiones, pueden ser graves.

 

 

 

 

 

La prevención, los cambios de estilo de vida, la referencia temprana al nefrólogo... son importantes.

La enfermedad renal crónica (ERC) afecta aproximadamente al 12,1% de la población mundial, el doble de los registros de hace aproximadamente 10 años atrás, que era del 6%, lo que demuestra que es una entidad que ha crecido de forma alarmante.

Y se estima, si se continúa con un estilo de vida inapropiado (obesidad, malos hábitos alimenticios, falta de ejercicio…), que para el año 2050 los enfermos renales subirían al 30% de la población general, comenta un nefrólogo en Ecuador. 

Además, dice que quienes tienen parientes hipertensos, diabéticos, si están en hemodiálisis o tienen algún trastorno renal, deben hacerse mínimo un chequeo anual con exámenes de sangre y orina para saber cómo están sus riñones, porque algunas de las enfermedades que afectan a estos órganos son hereditarias como la poliquistosis, un trastorno renal que se transmite de padres a hijos y que hace que se formen múltiples quistes en los riñones, aumentando su tamaño; o la glomerulonefritis, que daña la parte de los riñones que ayuda a filtrar los desechos y los líquidos de la sangre y que pueden llevar a la diálisis.

También explica que la ERC es una patología silente porque no presenta síntomas en sus primeras etapas. 

La ERC tiene cinco etapas. Muchas personas en estadío 1 o 2 no tienen síntomas, pero en el estadío 5 estos ya se presentan, pero por lo general no son identificados, como perder las ganas de comer, náuseas e incluso orinando normal aun cuando la función renal ya está deprimida completamente.

 Quienes son diabéticos, hipertensos y obesos terminan con una ERC en estadío terminal que necesitan diálisis. La obesidad, señala el especialista, es causante del 60% de los pacientes que terminan diabéticos e hipertensos.

 Por esta razón, el lema del Día Internacional del Riñón de este 2017 es ‘Cuida tus riñones para llevar una vida sana’ que llama a retomar un estilo de vida saludable con ejercicio, dieta balanceada y eliminación de malos hábitos que ayuda a proteger los riñones y el corazón.

 Patología cara 

Se asegura que el control de enfermedades y anomalías como la diabetes, la hipertensión, el ácido úrico, los lípidos, las infecciones urinarias, el colesterol, así como evitar medicamentos nefróticos ayudan a retardar el avance de la ERC y a mantener una función renal regular, lo que sumado a un buen control médico, buenas medidas y adecuada dieta puede retardar la realización de diálisis.

 Explica que la salud renal tiene un alto costo desde el punto de vista de salud pública. “Es la más cara del mundo, sale más barato transplantar que dializarlo, es una de las entidades más caras de mantenerla” y añade que las unidades de diálisis en el país no se dan abasto. 

Pero en la actualidad, después de un diagnóstico positivo, el médico especialista establece las pautas como cambios en los hábitos de vida de la persona para ayudar a los riñones a realizar su función. Si esto no se logra se inicia una hemodiálisis o diálisis peritoneal hasta lograr un transplante. (CM)

Conectados a una máquina

 Hay dos formas de ayudar al paciente con enfermedad renal crónica (ERC) para eliminar las toxinas y el exceso de fluidos de la sangre y los tejidos: la hemodiálisis y la diálisis peritoneal. 

 La hemodiálisis es un proceso que hace circular la sangre de forma continua mediante un filtro conocido como dializador o riñón artificial que se utiliza con una máquina que hace las funciones del riñón. Este proceso se hace durante cuatro horas y tres veces por semana. La diálisis peritoneal retira el desecho y el líquido excedente a través de los vasos sanguíneos que cubren las paredes del abdomen. Es la membrana llamada peritoneo que cubre las paredes del abdomen. Este proceso, que se hace en casa, implica colocar un suave tubo (catéter) en la cavidad abdominal y llenarla de líquido limpiador (solución de diálisis). Los pacientes sometidos a este proceso y su familia son preparados con anterioridad para que sepan de la manipulación y de normas de higiene. 

 

La prevención sobre padecer enfermedades cardíacas no empieza a los 50 o 60 años de edad, sino en la juventud, cuando es posible mantener una dieta equilibrada y saludable. “Es preocupante que el 40% de la población en Ecuador tenga sobrepeso”.

Entre el 10% y el 15% de los ecuatorianos tienen obesidad, un factor de riesgo que conlleva a la enfermedad cardíaca. Entre otras causas que predisponen a sufrir problemas del corazón se destacan la hipertensión arterial, la diabetes, el alto colesterol, el consumo de tabaco y la inactividad física.

En el país, la diabetes tiene mayor prevalencia que la hipertensión, aunque la una se relaciona con la otra. Esta enfermedad, según la OMS, es considerada la epidemia del siglo XXI, a tal punto que a escala mundial hay más de 422 millones de personas con diabetes y las previsiones son de casi 600 millones para el 2035. “Más del 80% de las muertes por diabetes se registran en países de ingresos bajos y medios”, registra la OMS.

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/702/1/las-enfermedades-que-matan-a-los-ecuatorianos
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec