Llámenos:(593) 07 288 559507-409-6000 :Emergencias
Ubicado en Av. Miguel Cordero 6-111
y Av. Solano, Cuenca, Ecuador

Menu

 

Los ataques de corazón se producen cuando al obstruirse las arterias coronarias, lo que provoca un riego sanguíneo insuficiente y, en pocos minutos, puede causar una muerte súbita cardíaca.

1. Hinchazón de las piernas o tobillos

El abultamiento de la pierna puede ser el resultado de múltiples factores, lo más posible es que sea causado por un problema en las válvulas del corazón. La acumulación de líquidos, también llamado edema, es un síntoma común de la insuficiencia cardíaca congestiva, es decir, cuando el corazón es incapaz de bombear la sangre dentro y fuera a la velocidad adecuada

 

2. Dolores de cabeza

Un dolor de cabeza por sí solo no es necesariamente un indicativo de un problema de corazón, pero si también tienes rigidez de cuello, fatiga o mareos, o el dolor aparece de repente y con mucha intensidad, podrías estar sufriendo un aneurisma 

3. Agotamiento

Un nivel anormal de fatiga, otra señal de este tipo es sentir una debilidad parecida a la que hemos experimentado con la gripe, pues puede significar que el corazón esté luchando por oxigenar el cuerpo.

 

4. Calambres en el estómago

Cuando sientes esos pinchazos agudos, es posible que tu corazón esté mandando señales al estómago, por lo que si nunca antes los habías tenido, deberías acudir al médico.

5. Mareos

Si el problema es el corazón, será seguramente debido a obstrucciones de las arterias o problemas con las válvulas por la presión.

 

6. Desmayos 

Los desmayos son el resultado de una bajada en la presión arterial, que puede ser causada por cambios bruscos en la postura o por un problema más grave: una válvula en mal estado que no permite el adecuado flujo de sangre, un ritmo cardíaco demasiado lento o rápido, o un desgarro aórtico podrían ser las cusas.

 

7. Problema cervical

Un infarto no tiene porqué siempre sentirse en el pecho. A menudo, los pacientes pueden sentir un dolor extremadamente intenso de su tórax, pero también podrían padecerlo en la parte superior de la espalda. Esta podría ser una señal de que lo estás sufriendo.