Llámenos:(593) 07 288 5595Ext. 2000 :Emergencias
Ubicado en Av. Miguel Cordero 6-111
y Av. Solano, Cuenca, Ecuador

Menu

¿Qué es la Neuropsicología Clínica?

La Neuropsicología Clínica es una ciencia que nace de la Neurología y la Psicología, con el fin de estudiar las relaciones entre el funcionamiento cerebral y la conducta humana normal y patológica. 

 

 

¿Cuál es la labor de un neuropsicólogo clínico?

La labor de un neuropsicólogo clínico está dirigida hacia tres aspectos: evaluación, diagnóstico y tratamiento neuropsicológico de las alteraciones cognitivas resultantes de una afectación funcional y/o estructural del sistema nervioso central. La evaluación neuropsicológica es el proceso mediante  el cual un neuropsicólogo clínico valora las funciones cognitivas de una persona a través de diferentes medios como la historia clínica del paciente, las pruebas neuropsicológicas y los cuestionarios.

¿Qué son exactamente estas funciones cognitivas?

La cognición es el conocimiento alcanzado mediante el ejercicio de las facultades o capacidades mentales, entre las cuales tenemos: Memoria: función que nos permite almacenar, consolidar y evocar varios tipos de información en un momento dado (ej: saber el nombre del Presidente del Ecuador, qué comimos ayer, etc.). Lenguaje: conjunto de procesos por el cual el individuo comunica, con un propósito, su forma de pensar, sentir, etc. Percepción: Es la interpretación de los diferentes estímulos que llegan a los órganos de los sentidos (ej: reconocer mi casa, a mis familiares etc.). Función visoespacial: representa los procesos que permiten analizar el espacio (entorno) en el que el sujeto se desenvuelve (percepción y estimación de la distancia, profundidad, por ejemplo, habilidad de moverse sin golpearse con obstáculos). Praxia: programación del movimiento voluntario (simple o complejo) dirigido a un fin, desde la articulación de los sonidos del habla, hasta la conducta de vestirse o dibujar. Funciones ejecutivas: conjunto de funciones que nos permiten poner en marcha un plan nuevo dirigido hacia un fin o una meta, mediante la planificación, la organización, la inhibición, búsqueda de posibilidades o alternativas de acción, monitorización de la conducta, etc. Todas éstas son necesarias para una correcta resolución de problemas.

¿Qué tipo de tratamiento ofrece el neuropsicólogo clínico?

En Neuropsicología Clínica, el tratamiento consiste en estimulación/rehabilitación cognitiva; es decir, la realización de ejercicios cognitivos con el fin de estimular o rehabilitar la función deficitaria. Este programa de intervención se basa en el conocimiento del funcionamiento cerebral normal. Existen tres técnicas de abordaje neuropsicológico: la restauración de la función cognitiva (se interviene directamente sobre la función dañada con el fin de alcanzar un rendimiento lo más normal posible), la sustitución de la función cognitiva (mediante estrategias alternativas o ayudas externas que reducen la necesidad de requisitos cognitivos, facilitando la independencia en las actividades de la vida diaria) y la compensación de la función cognitiva (con el fin de mejorar y el fin de alcanzar un rendimiento lo más normal posible), la sustitución de la función cognitiva (mediante estrategias alternativas o ayudas externas que reducen la necesidad de requisitos cognitivos, facilitando la independencia en las actividades de la vida diaria) y la compensación de la función cognitiva (con el fin de mejorar el rendimiento de la función alterada, optimizando y utilizando las funciones cognitivas conservadas).

¿Qué le diferencia a un neuropsicólogo clínico de un psicólogo clínico?

El tipo de evaluación, diagnostico diagnóstico y tratamiento serán muy diferentes. Aunque ambos utilizan medios similares para la evaluación, los empleados por los psicólogos clínicos tienen el fin de detectar eventuales trastornos emocionales o afectivos, mientras que los empleados por los neuropsicólogos clínicos, permiten detectar trastornos cognitivos. En cuanto al tratamiento proporcionado por los psicólogos clínicos (psicoterapia), se centra en un proceso de comunicación (cambio de conducta, actitudes o pensamiento) entre el psicólogo y el paciente, con el fin de mejorar la calidad de vida de este último. Por su parte, como ya hemos citado anteriormente, la intervención neuropsicológica va dirigida a mejorar el funcionamiento cognitivo con el mismo fin de mejorar la calidad de vida.

¿Con qué tipo de pacientes trabaja  un neuropsicólogo clínico?

Un neuropsicólogo clínico está capacitado para intervenir contratar a pacientes con diversas patologías, tanto en la población infantil como en la adulta.

 Entre las patologías infantiles más comunes tenemos:

• Retrasos madurativos cerebrales (retraso en la adquisición de ciertas funciones cognitivas que pueden provocar dificultades en la adquisición de los aprendizajes)

• Retraso en la adquisición del lenguaje

• Trastornos por déficit de atención con o sin hiperactividad (dificultad para mantener la atención e impulsividad)

• Epilepsia (evaluación pre-- y post quirúrgica)

• Síndrome de Asperger (trastorno del neurodesarrollo,  forma sutil del espectro autista que cursa con dificultades de comunicación e interacción social)

• Tumores cerebrales infantiles

• Enfermedades infecciosas (encefalitis, meningitis, etc.)

• Daño cerebral adquirido (traumatismo craneoencefálico)

 

Entre las patologías del adulto más comunes tenemos:

• Demencias corticales y subcorticales (Alzheimer, demencia fronto-temporal, demencia vascular, entre otras)

• Daño cerebral sobrevenido (accidente cerebro-vascular, traumatismo craneoencefálico)

• Tumores cerebrales (evaluación pre- y post quirúrgica)

• Epilepsia

• Enfermedades neurológicas que cursan con deterioro cognitivo (por ejemplo, enfermedad de Parkinson)

• Enfermedades psiquiátricas que cursan con deterioro cognitivo (por ejemplo, esquizofrenia)

• Enfermedades desmielinizantes (por ejemplo, la esclerosis múltiple).

 

 

 

Dra. Kelly Noel