Llámenos:(593) 07 288 5595Ext. 2000 :Emergencias
Ubicado en Av. Miguel Cordero 6-111
y Av. Solano, Cuenca, Ecuador

Menu

 Según el National Institutes of Health (Institutos Nacionales de Salud, NIH por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, el término obesidad mórbida se define como un sobrepeso del cincuenta al cien por ciento por encima del peso corporal ideal o cien libras (45 kg) sobre el peso corporal ideal. Una persona con un índice de masa corporal (IMC) de cuarenta o más también se consideraría que padece obesidad mórbida (a un adulto con un IMC de treinta o más se lo califica simplemente como “obeso”). El término “mórbida” se utiliza aquí en un sentido médico: relacionada con enfermedad.

 

 

No es sencillo definir las causas de la obesidad. La transición de una persona de un peso normal al sobrepeso, a la obesidad o a la obesidad mórbida, generalmente implica una ingesta de calorías en los alimentos mayor que la velocidad con la que esa persona quema todas esas calorías. No obstante, existen muchas razones distintas para este desequilibrio entre calorías que ingresan y calorías que se queman, y están involucrados muchos factores. Las causas de la obesidad pueden incluir: la composición genética, el metabolismo, la cultura, el entorno, el nivel socioeconómico y la conducta de una persona.

A menudo, el riesgo de una persona de desarrollar obesidad mórbida está sumamente influenciado por factores psicológicos. El aburrimiento, la depresión, la ansiedad, el estrés, los traumas (ya sea de niño o de adulto) y los sentimientos de baja autoestima son ejemplos de factores psicológicos que podrían hacer que una persona coma en exceso o no se ejercite lo suficiente.

Otras causas de la obesidad

Algunas enfermedades pueden llevar a la obesidad mórbida, entre ellas tenemos: el hipotiroidismo, el síndrome de Cushing y otros problemas neurológicos. El uso de esteroides y ciertos antidepresivos también pueden resultar en un aumento de peso.

Los problemas asociados con la obesidad pueden afectar a hombres, mujeres, adultos, adolescentes y niños; éstos pueden ser: accidente cerebrovascular, hipertensión arterial alta, enfermedad hepática grasa, osteoartritis, gota (enfermedad que afecta a las articulaciones) diabetes, enfermedad de la vesícula biliar, problemas respiratorios, incluida la apnea del sueño, cáncer, trastornos reproductivos y ginecológicos en las mujeres.

Efectos psicológicos y sociales de la obesidad mórbida

Existen diferencias relacionadas con el sexo y la edad en los tipos y la incidencia de los problemas asociados con la obesidad, pero todas las personas que padecen obesidad mórbida tienen la misma preocupación: determinar la mejor manera de alcanzar en forma segura el peso normal.

Aunque es cierto que la obesidad mórbida afecta físicamente al cuerpo, también tiene un efecto psicológico. Algunos de los peores efectos de la obesidad son el dolor y el sufrimiento emocional. La sociedad no ve con buenos ojos a aquellas personas con mucho sobrepeso y ciertos individuos no comprenden las causas y efectos complejos de la obesidad. Además, existe la idea errónea de que todas las personas obesas son simplemente perezosas, lo que es absolutamente falso. Esta percepción equivocada conduce a la discriminación en el mercado laboral, en las escuelas y en las situaciones sociales. Generalmente estos prejuicios hacen que las personas obesas sientan rechazo, vergüenza y depresión.

Cirugía para la obesidad mórbida

Según la American Obesity Association (Asociación estadounidense de obesidad), el tratamiento más efectivo para la obesidad mórbida es la cirugía.

Se considera que los riesgos de los diversos tipos de cirugía para la obesidad mórbida son compensados por los beneficios de lograr una pérdida de peso importante cuando otros esfuerzos para bajar de peso han fracasado.

Existen tres categorías de cirugía para la obesidad: cirugía restrictiva, cirugía malabsortiva y cirugía combinada restrictiva y malabsortiva. En la cirugía para la obesidad restrictiva se achica el estómago mediante bandas o grapas para restringir la cantidad de alimento que una persona puede ingerir cómodamente. Se crea una “bolsa” gástrica. Una cirugía malabsortiva acorta el intestino delgado, cambia el lugar donde se une al estómago o ambos. Estos cambios limitan la cantidad de alimento que se absorbe, por eso la cirugía se denomina “malabsortiva”. La cirugía combinada restrictiva y malabsortiva crea una bolsa gástrica (obesidad restrictiva) y un bypass (cirugía malabsortiva) mediante los cuales  se evita parte del intestino delgado, que es el lugar donde se realiza la mayor parte de la digestión y la absorción del alimento por parte del organismo.

La cirugía para la obesidad mórbida puede realizarse en un procedimiento “abierto” (con la realización de una incisión importante) o con laparoscopía (mediante una cánula larga y delgada, con una luz y una cámara en el extremo que se inserta a través de una pequeña incisión).

La cirugía para la obesidad mórbida es una opción sería que no se debe tomar a la ligera.

 

 

Dr. Patricio Serrano