Llámenos:(593) 07 288 5595Ext. 2000 :Emergencias
Ubicado en Av. Miguel Cordero 6-111
y Av. Solano, Cuenca, Ecuador

Menu

de los Doctores

 

Es una enfermedad crónica e incurable caracterizada por la presencia de concentraciones elevadas de glucosa en la sangre (hiperglucemia) causada por la falta de producción de insulina y/o por un defecto en la acción de la insulina.

Las manchas son alteraciones del color de la piel variando desde un tono claro hasta oscuro, sin elevaciones. Las manchas oscuras están ligadas a la producción excesiva de melanina. La principal causa de pigmentación es la exposición solar ya que los rayos ultravioleta estimulan las células que producen melanina. Se debe evitar la automedicación, ya que podría complicar el cuadro cutáneo. Lo correcto es visitar al dermatólogo para el diagnóstico y tratamiento adecuado.

Cuando los padres piensan en la salud de sus niños, pocos son los que se preocupan o se interesan en los huesos. Pero desarrollar huesos sanos a base de dietas nutricionalmente saludables y con buenos hábitos de vida durante la niñez es muy importante para ayudar a prevenir la osteoporosis y futuras fracturas durante sus vidas.

La osteoporosis es una enfermedad que hace que los huesos tengan menos densidad y consecuentemente mayor predisposición a fracturas, ésta ha sido llamada “una enfermedad pediátrica con consecuencias geriátricas”, porque la masa ósea obtenida en la niñez y adolescencia es muy importante para determinar una vida larga y saludable del esqueleto.

 Los alimentos son nuestro combustible, si ingerimos mucho más combustible del que gastamos, todo el exceso se ahorra en forma de esos tan molestos rollitos de grasa en nuestro cuerpo.

Normalmente la cadera está constituida por la cabeza femoral y una cavidad llamada acetábulo; en la displasia de la cadera en desarrollo, la cabeza del fémur se sale parcial o completamente de la cavidad, si ésta se sale en su totalidad se llama luxación, dicha enfermedad usualmente es congénita, aparece durante la infancia y la niñez, se presenta en tres a cuatro niños por cada mil nacidos vivos, es más frecuente en niñas de madres primigestas y de parto en nalgas. Un diagnóstico precoz significa un cambio dramático en el pronóstico de esta enfermedad: mientras más joven sea el paciente, los métodos de tratamiento a utilizar serán más sencillos, efectivos y  generalmente no habrá necesidad de una intervención quirúrgica.