Llámenos:(593) 07 288 559507-409-6000 :Emergencias
Ubicado en Av. Miguel Cordero 6-111
y Av. Solano, Cuenca, Ecuador

Menu

de los Doctores

 

Los ataques de corazón se producen cuando al obstruirse las arterias coronarias, lo que provoca un riego sanguíneo insuficiente y, en pocos minutos, puede causar una muerte súbita cardíaca.

1. Hinchazón de las piernas o tobillos

El abultamiento de la pierna puede ser el resultado de múltiples factores, lo más posible es que sea causado por un problema en las válvulas del corazón. La acumulación de líquidos, también llamado edema, es un síntoma común de la insuficiencia cardíaca congestiva, es decir, cuando el corazón es incapaz de bombear la sangre dentro y fuera a la velocidad adecuada

 

2. Dolores de cabeza

Un dolor de cabeza por sí solo no es necesariamente un indicativo de un problema de corazón, pero si también tienes rigidez de cuello, fatiga o mareos, o el dolor aparece de repente y con mucha intensidad, podrías estar sufriendo un aneurisma 

3. Agotamiento

Un nivel anormal de fatiga, otra señal de este tipo es sentir una debilidad parecida a la que hemos experimentado con la gripe, pues puede significar que el corazón esté luchando por oxigenar el cuerpo.

 

4. Calambres en el estómago

Cuando sientes esos pinchazos agudos, es posible que tu corazón esté mandando señales al estómago, por lo que si nunca antes los habías tenido, deberías acudir al médico.

5. Mareos

Si el problema es el corazón, será seguramente debido a obstrucciones de las arterias o problemas con las válvulas por la presión.

 

6. Desmayos 

Los desmayos son el resultado de una bajada en la presión arterial, que puede ser causada por cambios bruscos en la postura o por un problema más grave: una válvula en mal estado que no permite el adecuado flujo de sangre, un ritmo cardíaco demasiado lento o rápido, o un desgarro aórtico podrían ser las cusas.

 

7. Problema cervical

Un infarto no tiene porqué siempre sentirse en el pecho. A menudo, los pacientes pueden sentir un dolor extremadamente intenso de su tórax, pero también podrían padecerlo en la parte superior de la espalda. Esta podría ser una señal de que lo estás sufriendo.

Es probable que si está consultando esta información, es porque ya sea usted o un ser querido está bajo tratamiento contra el cáncer.

Su tratamiento es muy diverso en función del tipo de cáncer que se padece, pudiéndose a veces ser operado y/o siendo necesaria la administración de quimioterapia y/o de radioterapia. La mayoría de las personas con cáncer acostumbran a perder peso por dos razones: en primer lugar porque el propio tumor consume mucha energía y, en segundo lugar, secundariamente a los tratamientos que suelen producir falta de apetito, náuseas e incluso vómitos. Entre un 40 y un 80% de los enfermos sufren algún tipo de desnutrición que empeora el pronóstico de la enfermedad.

se recomendaran suplementos naturales que acompañen las pautas dietéticas, ya que en estos casos los requerimientos de nutrientes se encuentran aumentados y solamente con la alimentación es muy difícil llegar a cubrirlos. Entre lo más destacado se encuentran:

  • Ácidos grasos cardiosaludables, como el omega-3, que tienen un efecto antiinflamatorio natural y procuran un buen funcionamiento del sistema nervioso central.
  • Nutrientes potenciadores de la inmunidad, como las proteínas, minerales como el Zinc y el Selenio, y vitaminas como la A, la C y la E.

A parte de la suplementación es importante hacer una dieta rica en proteínas y calcio. Por esta razón los lácteos o las bebidas vegetales, como la de soja enriquecida en calcio, son opciones muy buenas para el consumo diario.

Mantener un buen estado físico y nutricional es complicado pero posible si hay una buena actuación por parte de todos los profesionales implicados. Cuanto mejor alimentada esté la persona más probabilidades tendrá superar la enfermedad satisfactoriamente.

Para aliviar la irritación en los ojos puedes seguir este TIP con remedios naturales que pueden ayudar por un corto tiempo. 

Consejo Sano. 

Evitar que los ojos presenten ardor y de un color rojiso es recomendable e importante dejar que descansen de la luz de los dispositivos electrónicos y parpadear con frecuencia.

La manzanilla. 

Para quienes necesitan un remedio rápido y casero que alivie los ojos irritados de manera sencilla es una opción ideal. Solamente debemos preparar una infusión con dos bolsitas y dejarlas enfriar.
Cuando estén tibias, las colocas encima de los ojos cerrados y permaneceremos así durante unos 10 minutos. ayudará a refrescar la visión. 

Recuerda que siempre es importante consultar a un especialista para obtener un diagnóstico 100% válido y un tratamiento bajo vigilancia médica porque cada sintomatología se presentan por múltiples factores y cada paciente es único. 

 

El cerebro utiliza dos grandes sistemas que controlan la información para el buen control de todo el organismo humano, el sistema nervioso y el sistema endócrino que trabajan en estrecha relación y dependencia. El sistema endócrino se compone a su vez de sistemas más especializados llamados glándulas, por ejemplo hipófisis, tiroides, suprarrenales, ovarios, testículos, etc. A su vez existen órganos como el páncreas que tienen importantes funciones endócrinas por nidos especiales de células al tiempo que cumplen otras funciones.

Las glándulas endócrinas liberan "mensajeros" llamados hormonas, que son pequeñas moléculas que viajan por el sistema circulatorio hasta su objetivo sobre las células de un tejido o sistema al que se quiere modular. Por ejemplo la hormona tiroidea va a todas las células del organismo y tiene múltiples funciones y es necesaria para la vida, las hormonas sexuales regulan el crecimiento, junto con la hormona de crecimiento y la maduración del niño hacia la pubertad, vida adulta y vejez, las hormonas suprarrenales regulan a su vez múltiples funciones, las adaptaciones al estrés, el control de la inflamación etc. y una de ellas el cortisol es necesaria para la vida.

La insulina secretada por el páncreas es clave para controlar el flujo de glucosa a las células "su nafta roja" y propiciar la acumulación de grasa como tejido de reserva, también es necesaria para la vida, su ausencia conduce rápidamente a situaciones críticas con riesgo de vida.

 

La diabetes (DT1, DT2) es una situación de deficiencia absoluta o relativa de insulina, que si no se trata adecuadamente puede ser muy peligrosa.

La DT1 necesita insulina para la vida y habitualmente comienza en forma explosiva en los jóvenes con adelgazamiento, aumento muy importante de diuresis (poliuria) determinado por una elevación significativa de la glucemia. Se trata siempre con insulina, corresponde aproximadamente al 10% de la diabetes. Su mal control puede determinar ceguera, diálisis, amputaciones de miembros inferiores, e infarto de miocardio. La DT2 (90% del total de prevalencia de diabetes), en cambio tiende a presentarse en adultos, 90% obesos, es una epidemia creciente en todo el mundo, presenta una deficiencia relativa de insulina y resistencia a la acción de la misma en los tejidos. (La insulina es clave para facilitar el ingreso de glucosa a las células de todo el cuerpo). Habitualmente se trata con fármacos orales, pero puede necesitar insulina y su principal riesgo es cardiovascular (infarto de miocardio, hemiplejia), de hecho aumenta su incidencia entre 2-4 veces si no se trata adecuadamente. Como la DT1 su mal control crónico puede determinar ceguera, diálisis, amputaciones de miembros inferiores. Su tratamiento incluye varios fármacos en forma conjunta y cambios hacia un estilo de vida saludable.

 

Fuente: Asociación española de salud. 

La leche materna es considerada el alimento ideal e insustituible para el recién nacido.  Además de ser un alimento completo, contiene anticuerpos que ayudan a proteger al niño de las enfermedades propias de la infancia y sus beneficios se extienden a largo plazo. Por tal motivo, la Organización Mundial de la Salud recomienda que durante los primeros 6 meses de vida la leche materna sea el único alimento para la niña o niño y que se mantenga hasta los 2 años de edad, junto a alimentos complementarios, para asegurar una buena nutrición del niño en pleno crecimiento.

Si la madre no le da de mamar desde el primer momento después del parto, es común que entre el segundo y el quinto día después del nacimiento la madre sienta los pechos hinchados, duros, calientes y con dolor. Más tarde, durante los meses de lactancia, si el niño o niña no succiona bien o no está mamando con frecuencia, los pechos también se pueden congestionar.

Para aliviar la congestión La madre debe ponerse paños de agua tibia en los pechos. Pechos congestionados Si la areola está dura, para ablandarla la madre debe extraerse la leche antes de poner el niño o niña al pecho. También puede darse masajes suaves en forma circular con la mano y/o con un peine. La madre necesita descansar y debe amamantar más seguido del pecho congestionado. Debe asegurarse que el niño o niña esté en buena posición (agarrando bien el pezón y parte de la areola.

“La lactancia es el vínculo de amor que  vuelve sanos, fuertes y felices a nuestros hijos”.